TODO AQUELLO QUE TE AYUDA A VIVIR Y A MORIR (Elogio de los inadaptados)

Otras noticias Virginia Galvín

“Esto es lo que me encanta de leer: algo diminuto que te interese de un libro te llevará a otro libro, y otra pizca de este a un tercero. Es geométricamente progresivo…”. (“The Guernsey Literary and potato Peel Pie society”, Mary Ann Shaffer&Annie Barrows). La teoría de la progresión geométrica funciona -se me ocurre- con la moda, con la cocina o con los amigos. Seguramente…

DE CREYENTES Y ATEOS CON TORRIJAS

Otras noticias Virginia Galvín

Ayer mi querida C. encendió una vela por mí en la iglesia del Cristo de Medinaceli, ese dotado de un pelo Pantene muy envidiable: «Pero tú concéntrate en el ojo izquierdo, que si no no vale», me advertía. Mi amiga F. siempre reza cuando entro en alguna zona de marejada, o lo hace alguien de mi familia.  Jamás he puesto en duda la desnuda profundidad…

EL PUNTO «G» DE MADRID

Otras noticias Virginia Galvín

Apenas me dio para ojear mi botín antes de dejarme caer por el precipicio tobogán del sueño: «El punto ciego busca un sentido donde parece no haberlo, en lugares a simple vista invulnerables al sentido, o al menos a un sentido claro -contradicciones, ironías y paradojas irreductibles- persiguiendo de ese modo un conocimiento inédito o incluso una revelación (…)». Javier Cercas. «El punto ciego«. Literatura…

QUIERO SER ROBIN WRIGHT (EX PENN)

Otras noticias Virginia Galvín

Convengamos que escuchar gregoriano en viernes santo  en la catedral de Cuenca después de haberte despachado media pierna de cordero es la hoja de ruta perfecta hacia la santificación. Kirie, miserere, espíritu y carne. Mucha carne. Escucho mientras escribo al grupo Schola Antiqua, que me hizo levitar desde el asiento del coro con sus voces celestiales mientras el frío nos obligaba a taparnos, tiritando,  con…

TIEMPO DE TORRIJAS, PECADO Y VAN DER WEYDEN

Otras noticias Virginia Galvín

Van der Weyden Deseo encontrarme cara a cara con Van der Weyden con el ansia de una primera cita. Madrid en primavera es cultura regada por la lluvia y ventoleras tercas que te impiden decidir por impulso qué te pondrás por la mañana. Quiero refugiarme en El Prado de la agresión metereológica y después, solo después, perderme como Alicia en el Jardín Botánico y sentarme…

MEZCLAR CUADROS CON RAYAS=VACACIONES

Otras noticias Virginia Galvín

Primera impresión P { margin-bottom: 0.21cm; } Un reportero de guerra clásico escribe su crónica en medio de un bombardeo. Una bloguera en tiempos de paz debe adaptarse a los sonidos burbujeantes de un gineceo y empastarlos con la bruma arenosa, las palmeras despeluchadas y las teorías de la enana sobre el cruasán con mantequilla y Torres de Malory, el libro que está leyendo. Un…

GUÍA PARA SOLITARIOS EN PIJAMA

Otras noticias Virginia Galvín

La soledad es saber que cuando llegues a un sitio nadie te estará esperando. La libertad es esa ligereza que otorga que nadie te espere, te apremie, limite tu tiempo y sus contornos. Ergo: ¿los solitarios son más libres? ¿Los libres son más propensos a la enfermedad de la soledad? Escribo en pijama, en mi cuarto día de libertad condicional. O sea, sin presencias menores…

TIEMPO DE TORRIJAS Y TORTUGAS

Otras noticias Virginia Galvín

Me llama Minichuki para comentarme el nuevo habitáculo de la tortuga: -Es enorme, mamá, y ella está sorprendida y no sabe dónde ponerse, pero yo la empujo a los rincones para que se acostumbre. Y le pongo doble ración de gambas. Minichuki suele hablar de estas cosas con extrema gravedad. Cada micromundo es un mundo con todos sus accidentes y aconteceres. La tortuga, esa que…

MATAR AL PADRE Y A LA MADRE

Otras noticias Virginia Galvín

A veces tus hijos te caen muy mal. Sobre todo cuando vuelves en tren y en lugar de agradecerte las vacaciones siguen pidiendo. Sobre todo cuando tú lees a David Vann, al que habías abandonado por su desnuda crueldad una noche de terror y pesadillas. David Vann es un tipo que te araña las tripas y, conseguida la desazón, te las retuerce hasta provocarte el…

UNA CUESTIÓN INCÓMODA

Otras noticias Virginia Galvín

El padre de P. hacía ayunar al pez familiar los viernes de cuaresma. «Si yo no como, tú tampoco», debía pensar. Y así, con rugidos estómago, la familia vivía la Semana Santa como dios manda. Unidos en la frugalidad y el deseo. La religión, en tiempos de agnosticismo, suele dar lugar a fricciones, también con amigos y allegados. Y a las pruebas me remito: –¿Qué…