TODAS LAS FAMILIAS ALTERADAS SE PARECEN

Familia, Ocio, Viajes Virginia Galvín

En la playa, observo familias con espíritu darwinista. Son la prueba desnuda de que homo sapiens no somos una sola especie. Ni demasiado sapiens. De que somos a pesar de nuestros padres (esa frase que repito y que tiene efecto boomerang contra mí misma). De que cuando nos quitamos la ropa y los zapatos se nos va mucho más que el pudor y la vergüenza…

ESCRIBO COMO ARRANCÁNDOME PADRASTROS

Libros, Mujer Virginia Galvín

Últimamente braceo a manotazos, los pies enredados en un bancal de algas, falta de oxígeno. Soy una trucha arcoiris, asesina,  sobre  piedras de aquel río helado, boca ansiosa. Después, saco mi yo más práctico, radical y efectivo. A saber: Planeo chimeneas encendidas y las prendo, somnoliento crepitar de llamas que recogeré mañana con una pala de hierro envejecido. Hay viento en mis oídos y a…

LA PREGUNTA MÁS DIFÍCIL DE CONTESTAR

Ocio Virginia Galvín

Y entonces tu amigo, el mismo de hace diez años, o puede que más porque hay fechas que se difuminan como tintas antiguas en los calendarios del olvido que nunca has olvidado, te hace la pregunta no sin cierto pudor. Con preventivo miedo a desatar un tsunami llamado desabrida intimidad o carne viva. -Pero tú… ¿Estás bien? Y sabes, desde luego, que esto no va…

LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA ERES TÚ BEBIENDO UN COLA-CAO

Familia, Mujer, Otras noticias Virginia Galvín

A veces lo doméstico te para los pies y te los llena de barro, puñetero y molesto. Me aburre mortalmente comprar un lavavajillas. Hacer listas de la compra. Descolgar la ropa del tendedero y doblarla en tres montañas, asumiendo que confundiré la ropa de mis hijas. Misma talla, distintas hechuras. Las camisetas enormes para mi más pequeña, la Artista antes llamada Minichuki. Los jerseys de…

HOY ES SOLO UN TRISTE MALENTENDIDO

Libros, Mujer, Ocio Virginia Galvín

Y entonces algo superior a tu voluntad más terca y militante te detiene. Te para como un guarda malhumorado en el cruce de una calle inhóspita y llena de viandantes decididos a ultrajar al destino a manotazos. Esos que eres tú tantas veces, el pie enredado en un empeño inútil que se pega a la suela como chicle. Te para, por ejemplo, un retraso del…

ES NAVIDAD DE PRONTO Y LLEGO TARDE A LA CITA

Familia, Ocio Virginia Galvín

…Y puede que el año más inquieto y esquivo sea indultado como se le perdona a una res su arrojo y su nobleza en una plaza que reclama la sangre y remolino según guión de Hemingway (mojito abandonado en una barra de bar, el hielo ya tardío que hace aguas). Y que haber bailado sobre el cráter de un volcán falsamente dormido sólo dejara breves…

LA ESPERA ES UN FIN EN SÍ MISMO

cine, Ocio, Viajes Virginia Galvín

A veces me siento enferma de futuro. No sé si alguien ha puesto nombre a ese trastorno raro de sentirse tan pleno en los inicios y a la vez impaciente del qué viene después. La espera, me parece,  es un fin en sí mismo. O eso es lo que siento últimamente. La humanidad podría dividirse entre los enfermos de pasado y los enfermos de futuro….

EL VACÍO QUE DEJAN LOS DOMINGOS

Otras noticias Virginia Galvín

 P { margin-bottom: 0.21cm; } Recuerdo el vacío que dejaban los domingos de ayer. El domingo transcurría a cámara lenta y eso no le quitaba dramatismo, sino todo lo contrario. Si salías, porque de pronto estabas en la cama y el cartel de The End te espoleaba el insomnio. Si no, porque eras una pringada sin éxito social y abonada a las mallas de algodón…