A RATOS MI CORAZÓN DE CRISTAL

Libros, Ocio, Otras noticias Virginia Galvín

“Cuando te sientas refrescado, relajado y desapegado, saca tu historia del cajón y léela” Mi gurú literaria de mesilla -junto con R.L Stevenson y Montaigne– es Dorothea Brande y en tiempos de desconsuelo vuelvo a ella, a su cálido regazo de palabras que envuelven consejos sencillos de tortuosa ejecución. Sencilla es desde luego mi historia de domingos, ya sabéis. De muy mañana me pongo las…

SI SALGO DE MI CUERPO Y ME CONTEMPLO VEO EL TEMBLOR DE UNA HOJA (MIEDOS DE MADRE DE ADOLESCENTE)

Otras noticias Virginia Galvín

Mi amigo el Artista antes llamado Prince ha pedido una excedencia para dedicarse a estudiar. Varios meses sin empleo ni sueldo con el único propósito de sumergirse en una biblioteca a alimentarse de palabras de filósofos sin aderezos y buscar algunas verdades, imagino. El Artista no es un friki, es un ser de una curiosidad insaciable que no alimenta con regaliz. Carece de wasap, no…

ME GUSTA EL PSICOANÁLISIS COMO ME GUSTA LA CERVEZA (urgente Comte-Sponville)

Otras noticias Virginia Galvín

Del celebradísimo reencuentro de los chicos de OT  me quedo con el pasmo de comprobar que están convencidos de que cambiaron la historia de España y, si me apuras, la del planeta. En los pocos lances que he visto del programa, me ruboricé de vergüenza ajena cuando alguno, de profesión llorón de lágrima fácil, pronunciaba sentencias huecas hipersolemnizadas sobre lo «grande» que fue y lo…

SEGUNDAS OPORTUNIDADES (QUIERO SER UNA MUJER VINTAGE)

Otras noticias Virginia Galvín

A mi hija le gusta la pizza el día después, fría y tiesa como suela de zapatos. A mí me sucede lo mismo con la paella. Y con la lectura de Muñoz Molina los domingos en lugar de fresca tinta de sábado. Hoy tocaban Montaigne y Cervantes y me ha parecido muy bien. Sabroso y sin competencia. El atracón de prensa del sábado te impide…

LA GRAN BAJEZA CORINTIA DEL REPORTERO AMERICANO

Otras noticias Virginia Galvín

Cuaderno de bitácora: Mi enamoramiento de R.L Stevenson va in crescendo. No hay día en que no encuentre un párrafo que justifique haberme levantado. Haber bregado con la rutina, la fatiga y sus contornos y sentir que lo que de verdad tiene sentido lo encierran la buena literatura, los buenos hombres y sus acciones. Y Stevenson reúne ambas virtudes, me arriesgaré a decir. Lástima que…