Mi querida Big-Bang: «Y en día de la mujer trabajadora, ella se declaró en huelga de brazos caídos. Sus hijos tuvieron que vestirse solos, el perro se quedó sin salir a la calle y la nevera perpetuó el eco de la noche anterior». La verdad es que me parece una ironía celebrar esta fiesta, como me parece una horterada el día de los enamorados, una…