Los fines de semana leo los periódicos al revés, desde la contraportada. La serie «Antes del amanecer», de Richard Linklater,  la empecé por el crepúsculo y luego hacia atrás, en sesiones tiernas de sofá con manta en las rodillas que no he olvidado,  y con los diarios de mi admirado Salvador Pániker estoy haciendo lo mismo. Llegaré del anciano sabio y con cierta vuelta de…