MORIR HABEMUS

Otras noticias Virginia Galvín

El colmo de un narcisista es morir el día de Todos los Santos. Los chistes de muertos no suelen tener gran éxito. Mucho menos que los chistes machistas y a años luz de los chistes verdes. Debe ser cosa del fatalista «morir habemus». Mi primer Halloween me vestí con una sábana y mi hermana hizo lo propio. En realidad, era un exotismo made in USA…

LA HORA DEL FONTANERO

Otras noticias Virginia Galvín

El capricho de las convenciones horarias me parece similar a los de las divas insoportables. «Haz algo con mi tiempo, Bautista». Y Bautista, el pobre, se cala la gorra y se lleva a la rubia por caminos inhóspitos para eso que se conoce como «hacer tiempo». El tiempo ni se crea ni se destruye, sólo se malogra. Me acabo de inventar una ley de la…

A CORAZÓN ABIERTO

Otras noticias Virginia Galvín

Una de esas páginas de descuentos de infarto por Internet me ofrece una operación a corazón abierto al 70%. Una oferta que no debería rechazar.  A cierta edad, digamos en torno a los cuarenta, el corazón necesariamente acumula duelos y quebrantos. Y si no, no eres nadie. Tú vas a una inspección técnica de salud y como mucho te miden los latidos. Te toman el…

ARDOR INFIEL

Otras noticias Virginia Galvín

A veces el banco de historias exige unos intereses abusivos, desorbitados.  Entonces es el momento de echarse a la calle a robárselas al público en general. Tengo una amiga felizmente emparejada que asegura que todos los días de su vida siente la tentación de ser infiel.  Entonces se viste con su mejor lencería y las uñas de los pies perfectamente rojas, se sienta en un…

HÁGAMELO TODO

Otras noticias Virginia Galvín

-¿Cuántas cosas me puedes hacer con este dinero? La frase pertenece a una mujer de mediana edad que entra a un centro de belleza de esos que se anuncian en la radio y acumulan demandas en los juzgados. Pero también podría pertenecer a un hombre que va de putas. El dinero marca el límite de nuestros deseos. La urgencia, el alcance de nuestro apremio. A…

LA NOVENA PASAJERA

Otras noticias Virginia Galvín

Desaparecerse de cuando en cuando debería ser prescripción facultativa. Desde que las farmacias abren 24 horas asumimos que debemos estar disponibles como norma general. Pues no, no soy un antibiótico. Ni siquiera un Alka Seltzer a la espera de una noche de resaca. Me gusta pensar que puedo desaparecer, desaparecerme, si que a nadie le soliviante. Es más, planeo hacerlo en breve, pero antes debo…

CATETA Y SOÑADORA

Otras noticias Virginia Galvín

Se llamaba Perro Móvil. Así lo habían rebautizado mis hermanos y me parece uno de los mejores motes de la historia universal. Creo recordar que hacía alusión a la velocidad con la que el tipo huía de las situaciones de peligro. Perro Móvil, era, pongamos, la versión de barrio y bocadillo de Nocilla del Capitán Araña. Los alias de los terroristas siempre me han llamado…

TAKE THIS WALTZ

Otras noticias Virginia Galvín

Escucho «Suzanne» todos los días de mi vida. O casi todos. Últimamente, además, le añado «Take this Waltz», aunque detesto la película que Sarah Polley ha hecho ultrajando la canción.  Leonard Cohen siempre me ha parecido un caballero inquietante, así que si la película le produce naúseas, incluso convulsiones, le mandará de todos modos una rosa envuelta en un estuche a la violadora de su…

DIÁLOGO POSTCOITAL

Otras noticias Virginia Galvín

Una adolescente le pregunta en el metro a otra que de qué se habla «después de follar». La otra, intuyo, es la experimentada, así que extiendo las antenas porque una siempre está en disposición de aprender. -Tía, pues de nada, ¿de qué vas a hablar?  -Hombre, algo diréis, es un corte quedarse callados, ¿no? -¿Por qué? Pues te subes las bragas y te vas. -Ahh…

SUS MANOS, MIS RODILLAS

Otras noticias Virginia Galvín

No soporto la uñas largas. Me las corto cada vez que intentan rebasar la frontera de su trazo sobre el dedo. Contener el crecimiento de unas células muertas es un ejercicio de vigilancia extrema, porque lo hacen en silencio y a escondidas. Y un día, ese en el que te has ido de viaje y olvidaste el cortauñas, notas que te arañan con más holgura…