CUANDO UN DESCONOCIDO TE REGALA FLORES

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: A la zorrita, por quitarle años, de mi jefa, no hacen más que llegarle flores al trabajo. Que si un bouquet cursi de rosas poco frescas a conjunto con el jarrón, que si unos crisantemos blancos lujuriosos, que si unas lilas mustias divididas en tres vasos comunicantes… Y yo, desde el despacho de al lado, intento sofocar la envidia con frasecillas del…

QUERIDAS PELUQUERAS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Reconozco que envidio mazo a las peluqueras. Tan pizpiretas, tan despreocupadas, con la mecha siempre en su sitio, el wonder bra de serie y el culo respingón. El otro día tuve la ocasión de verlas a cientos en el salón internacional de la belleza, a donde fui a pillar un corte de pelo gratis y a afanar muestras de cremas milagrosas para…

CONFESIONES DE AYER Y HOY

Otras noticias Virginia Galvín

Querida Big-Bang: El otro día me porté como una vulgar gruppie con cierto ministro. Te lo digo por si lo acabas leyendo en el BOE o de repente te topas en Internet con una foto en la que el hombre y su corpulencia vasca sonríen al lado de una pava con mechas, arrobada, con cara de estar junto a Mick Jagger en mallas. Dicho queda,…

SER O NO SER SEÑORA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Un día ya lejano un niño con calcetines de perlé y las rodillas llenas de mugre me llamó «señora» y no pasó nada. De verdad que ni me alteré. Sólo le dije que era un guarro, que esos calcetines de perlé estilo Shirley Temple fijo que olían a naftalina y que si su madre le había vestido inspirándose en los repelentes niños…

ORDEN Y DESCONCIERTO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: El otro día desayuné con una mujer inquieta,pizpireta y parlanchina que aseguraba tener su armario estrictamente ordenado y dispuesto por colores. «Tanto, que las puertas son transparentes», fardaba con el orgullo propio de una folclórica con buenas tetas y mejor canalillo. Yo la miraba rarito, porque siempre he sido muy de madrigueras con blindaje opaco como el del Banco de España, perfectas…

FE CON PANCETA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: La familia que hace una barbacoa unida, permanece unida. Es lo que tiene la fritanga choricera, además de colesterol XXL y una pesturrina delatora que recorre la urbanización urbi et orbi. Es más, si el Papa Ratzinger fuera listo, en vez de asomarse al balcón y mover las manos despacito como un Play Mobil encendería las chascuas y pondría bien de panceta….

PASIÓN DE MADRE

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Últimamente mi hábitat cotidiano son los bares de luxury hoteles con mucho dorado, mucho ramalazo Phillipe Stark, mucho camarero design vestido de Armani y, sobre todo, mucho ejecutivo arrogante y pasado de perfume caro. Yo no voy a pillar cacho, conste, sino de ojeadora social y, de paso, a perpetrar un bloody Mary con coartada. Allí me mimetizo con el entorno y,…

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang, Ayer me dilataron las pupilas y salí a la calle como el conde Drácula, con los ojos negros como dos cucarachillas… La vida en dilatación está llena de nubarrones y elipsis, como un viaje a lo Janis Joplin. Bien pensado, lo mismo la gente me miraba tanto por si me había metido al cuerpo un Everest de cocaína. Las que venimos de…

¿BAILAMOS?

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Mi primer novio confesaba sin rodeos que prefería bailar con mi hermana que conmigo, porque yo no me dejaba llevar. Era tomarme por la cintura y ya sentía como un calambre, sus piernas me invitaban a ir a babor y yo tiraba a estribor, muy tiesa. «La mula Francis» era mi nombre de guerra. Y mira que intentamos aprovechar la rigidez de…

DESAPEGO Y CATARSIS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: A estas alturas de la vida me la refanfinfla parecer la intelectual que no soy. He llegado a ese punto en el que no escondo el PRONTO debajo del periódico, como solía hacer para que nadie pensara que consumo bazofia de maruja revenía. Asumo que soy una mari con mechas, que yo también despellejo el look gótico de las niñas de Zapatero…