ES NAVIDAD DE PRONTO Y LLEGO TARDE A LA CITA

Familia, Ocio Virginia Galvín

…Y puede que el año más inquieto y esquivo sea indultado como se le perdona a una res su arrojo y su nobleza en una plaza que reclama la sangre y remolino según guión de Hemingway (mojito abandonado en una barra de bar, el hielo ya tardío que hace aguas). Y que haber bailado sobre el cráter de un volcán falsamente dormido sólo dejara breves…

MI FAMILIA Y EL GEN DEL DISFRUTE UNIVERSAL (No quejarse y enseñar bien los dientes)

Familia Virginia Galvín

  Celebración familiar de altos vuelos. Somos casi cuarenta, la tía J, cumple 90 años. Últimamente sólo he visto a mis primos cuando la muerte llamaba a nuestra puerta, y recuerdo la alegría del reencuentro aunque fuera en el tanatorio de la M-30. Esta vez celebramos la vida y hay un revuelo de padres, hijos, sobrinos, nietos, sobrino-nietos y etcétera. Todos  sonreímos igual, como si…

LO QUE DIRÍA DARTH VADER SI MILITARA EN LA CUP

Otras noticias Virginia Galvín

1.La revelación. Últimamente solo elijo militar en lo que no me engancha. Series “vainilla” como “The Crown” que si abandono una semana me da igual, o “Suits”, una de abogados posturitas menos adictiva que una piruleta de jengibre. El vino (lento) en lugar de la cerveza (ansiosa).  El fiambre de pollo con queso blanco (tofu para no creyentes). Los pijamas de invierno calentitos y sin…

NI THANKSGIVING DAY NI BLACK FRIDAY

Otras noticias Virginia Galvín

No celebro Halloween pero a veces me disfrazo, involuntariamente, para ser otra un rato y descansar de mis leyes, díscola militante. Desconocía hasta hace poco que un viernes negro era un black friday donde compras una barbacoa sin tener jardín, sólo porque es barata,  y no una mala cita de amor o un atentado sangriento en una discoteca parisina. No pienso celebrar Thanksgiving Day por…

LA NOCHE DE LOS SOLOS

Otras noticias Virginia Galvín

Madrid, anoche El taxista que nos trajo anoche de vuelta a casa confesó que estaba trabajando porque no tenía a nadie con quien cenar. Una Nochebuena solo o la atropellada charla con desconocidos a la grupa de su taxi era el dilema. Susto a muerte. Tras nosotros la policía perseguía a un coche estilo Hollywood y Madrid se atragantaba de pavo y de soberbia incendiada…

UN ÁNGEL Y UN VECINO DIABÓLICO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi ángel de Belén –No es el porvenir, no cabe, y sin embargo, hubo un uso cotidiano en el que el pensamiento se acogía al futuro como reserva de los mejores deseos. Luis Mateo Díez. La soledad de los perdidos. He colgado hoy el ángel del árbol de Navidad por no colgar a mi vecino del séptimo y a sus dos angelitos diabólicos. La figurita…

LA OTRA CARTA (GUERRA AL ANUNCIO DE IKEA)

Otras noticias Virginia Galvín

El nuevo anuncio navideño de IKEA va a terminar destrozando las (malas) conciencias de toda una generación de padres que pasamos poco tiempo en casa. “La navidad nos desamuebla la cabeza”. Dice. Y sostiene que los niños prefieren a los padres que a los Reyes Magos, y les piden en una carta que estén más con ellos, que jueguen al fútbol. Me parece que bastante…

MÁS TONTAS QUE UNA PELI DE MEDIODÍA (Navidad, toma 1)

Otras noticias Virginia Galvín

-Mamá, ¿te das cuenta de que el abu es como kriptonita para la abuela? La escena tiene lugar en la cocina, donde Minichuki reflexiona en voz alta mientras se pelea con una tortita gigante que le he preparado en mi papel de “madre 10” de puente; ese que los ateos llaman “de la Constitución” y los creyentes “de la Inmaculada”. Lo que me hace pensar…

SILENCIO, SE ESCRIBE

Otras noticias Virginia Galvín

Busco rincones de silencio por la casa y mi padre me persigue. Las maniáticas de la madrugada nos volvemos irritables cuando nos quitan el privilegio del amanecer sin ruidos. Las Chukis, que lo entienden, no entran al salón hasta que su madre hace movimientos por el pasillo. Las familias tienen sus normas de convivencia no escritas, no explícitas. Y cuando entra un elemento nuevo en…

¿POR QUÉ SER FELIZ SI PUEDES SER NORMAL?

Otras noticias Virginia Galvín

“¿Por qué ser feliz cuando se puede ser normal?” es el título de un libro de Jeanette Winterson que  cita Ángel Gabilondo  en su libro El salto del ángel (Aguilar). Y sigue: “Esta palabra (normal) no sólo ha de ser descrita, merece prácticamente ser desenmascarada”. Leí “La Pasión”, de esta escritora “británica y postmoderna” (según la Wikipedia, vaya usted a saber), y me decepcionó profundamente…