BUDAPEST O MI DERROTA POR LAS TROPAS ADOLESCENTES

Familia, Ocio, Viajes Virginia Galvín

(Cada ciudad es lo que nos pasó en ella. Lo que sentimos ardiendo en la garganta. Lo que nos desbordamos. Lo que queda cuando la memoria se relaja  y el detalle se pierde tan furioso por las aguas inquietas del Danubio que bien podría ser el Tíber…). Lo primero que pienso esta semana: Me impresiona la desaparición y muerte de Blanca Fernández Ochoa. Una de…

EL INSTINTO MATERNO TAMBIÉN ES COSA DE HOMBRES

Familia, Mujer, Otras noticias Virginia Galvín

No creo en el instinto materno. En todo caso, podría aceptar el presunto instinto materno si añadimos que también es cosa de hombres. Decir esto en el Día de la Madre es anatema, me consta, pero así lo siento. Y soy madre de dos hijas y un perro. Me resisto a apuntalar todo lo que se supone que incluye el lote del supuesto instinto: entrega,…

LOS SIETE REQUISITOS PARA SER NORMAL

Otras noticias Virginia Galvín

1. El taxista que me lleva escucha una emisora donde un locutora fresca da consejos de sexo a los oyentes. Llama una mujer mayor y cuenta que su marido se masturba en la cama y que a ella también le gustaría pero le da corte delante de él. Son las 9 de la mañana. Una hora que no me encaja con el asunto, sino con…

LA HORA DE LOS PADRES #PADRAZOS

Otras noticias Virginia Galvín

«Mi padre era muy excitable«. Cuenta Alfred Hitchcock a Truffaut la famosa anécdota de la comisaría. «Yo tenía quizá cuatro o cinco años…Mi padre me mandó a la comisaría de policía con una carta. El comisario la leyó y me encerró en una celda durante cinco o diez minutos diciéndome: «Esto es lo que se hace con los niños malos». Anoche arranqué el libro «El…

MI CAMA Y LAS VISITAS (de fugas y de oboe)

Otras noticias Virginia Galvín

La Madre. Sorolla La cama de mamá es el consuelo. El origen de todo, sus piernas y sus brazos. El calor trasnochado, el frío inquieto y plomo de la madrugada. La ternura sin alas. El cobijo con caldo de gallina.  «Volví entonces a la cama, busqué en la almohada el olor de la sal que los cabellos de Marie habían dejado en ella y dormí…

LA RESISTENCIA DEL VENCIDO (Madre e hija en urgencias)

Otras noticias Virginia Galvín

A veces la inteligencia es resistir. No sé dónde lo leí pero me pareció adecuado. Resistencia o estupidez. Resistencia o muerte. Se trataría de morderse la lengua al ir a escupir, por ejemplo (pruébenlo, es imposible simultanearlo). Callarse un rato en lugar de rellenar el aire con una disertación vaga, decir que no a un plan que sólo (con tilde, ejercicio de resistencia a la…

EL ORIGEN DE UNA FOBIA

Otras noticias Virginia Galvín

Desde que me acuesto con una mujer -aunque sea una escritora atribulada, aunque esté muerta- duermo como seda y algodón. No extraeré conclusiones, pero me he despertado pensando en que ayer leí que a Tomás Delclós,  defensor del lector de El País, le reprochaban que apenas hubiera mujeres en las columnas de opinión, y él encajó el golpe como pudo tras consultar con los popes…

RAZONES PARA NO TENER UN HIJO

Otras noticias Virginia Galvín

«En la vida he ido bastante contracorriente y ha salido bien. Un día, si te apetece, te contaré con mesa y mantel. Yo iba destinado a tener cierta vida y escogí otro camino diferente…»  A J. lo conozco poco, pero es una de esas personas con las que un breve cruce de caminos basta para despertar simpatía inmediata. Espero que no le parezca mal que…

ORDEN Y DESCONCIERTO

Otras noticias Virginia Galvín

-Voy a indultar a tres peluches. Piénsate bien cuáles y me dices. Hay un día en el que toda madre decide manu militari que ya está bien de ositos, perritos e hipopótamos. Que Minichuki, que no quiso un muñeco hasta cumplir los siete años, no puede llegar a la adolescencia con semejante arca de Noé. El perfecto nido de piojos y distracciones. Una ¿aversión a…