MI VIDA COMO ALUMNA EN UN LUGAR DE IRLANDA…VIVIR ES APRENDER

Familia, Libros, Ocio, Viajes Virginia Galvín

Naturalmente, cuando eres estudiante no valoras el milagro del aprendizaje. De poner nombre a las cosas, de reducir a palabras las abstracciones tercas. Nunca se me va a olvidar el asombro de mi hija “la Artista antes llamada Minichuki” el año que aprendió a leer. De repente aquellos trazos caprichosos cobraban sentido: “Yo lo que veo lo leo”, me soltó un día en el autobús,…

PREGUNTAS INCÓMODAS

Otras noticias Virginia Galvín

La otra tarde vino a casa mi sobrina A. para hacerme una entrevista. Estudia periodismo y soy su coach además de su madrina. Ella es breve de hechuras y larga de carácter. Así que soporta sin enfado que le tache y le escriba impertinencias en los bordes de sus textos que me envía: «¿De verdad crees que esto es un titular?» o «Esta frase está…

SI TE ROBAN TU ALMA Y TU CARTERA

Otras noticias Virginia Galvín

-¿Dónde están las aspirinas?, pregunté Se cayeron más cosas. No me importaba. Todo se venía abajo. (Short Cuts, Raymond Carver) Admiro la capacidad de describir la derrota con una escena cotidiana que en sí misma carece de dramatismo. Cuanto más furia, devastación, impotencia, más hay que afilar el lápiz en busca de palabras descargadas de toda sospecha emocional. Carver en eso es un maestro. Los…

CONVERSACIONES ADULTAS

Otras noticias Virginia Galvín

Cuaderno de bitácora vacacional: llevo cuarenta y ocho horas sin mantener una conversación adulta. Uno de los efectos colaterales de mi compañía adolescente es que se empeñan en hablar de las cosas de su edad. Y sí, es cierto que Minichuki va más allá y hace agudas observaciones del panorama social que nos rodea, pero diez años, aunque sean resabiados, no dan para tirar cohetes…

EL CLUB DE LOS SOLITARIOS

Otras noticias Virginia Galvín

Uno ve el paso del tiempo propio en las arrugas de los demás. La paja en ojo ajeno. La vecina de tu casa materna, un pibón a los 30, a los 40, a los 50… y ahora,  pasados los setenta, cruza cada mañana a la cafetería de enfrente, y sigue siendo guapísima pese a los surcos que resquebrajan su piel. La suya es una belleza…

ASÍ COMES, ASÍ ERES (AY QUÉ GUSTITO PA MIS OREJAS…)

Otras noticias Virginia Galvín

Mi marido come con buen apetito. Pero no creo que tenga hambre realmente. Mastica, con los brazos sobre la mesa, y fija la mirada en algo que está fuera de la cocina. Luego me mira a mí y desvía la vista.. Se limpia la boca con la servilleta. Se encoge de hombros y sigue comiendo (Tanta agua, tan cerca de casa. R.Carver) Creo que la…

ENTRE HOMELAND Y CARVER

Otras noticias Virginia Galvín

Uno no puede chutarse doce capítulos de «Homeland», esa serie de intriga que te retuerce las tripas, y luego un par de relatos de Carver sin terminar en shock. Las buenas historias nunca nos dejan indiferentes, pero esta vez se me ha ido la mano. Tenía que haber pensado en Kubrick antes de ponerme los palillos entre los párpados para recibir tantos impactos sucesivos y…

ALMA BARROCA,CUERPO BAUHAUS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi amiga E. cree poderosamente en el destino. Cuando un ser tan cabal te muestra ese abismo de terca entrega al azar  hay que tomárselo muy en serio. Las Vidas Cruzadas no son sólo una magnifica colección de cuentos de Carver o esa película de Altman donde una historia se encadenaba con la siguiente. Son esas predisposiciones que cabalgan libres y un día encuentran el…

LAS SARDINAS DE LA IRA

Otras noticias Virginia Galvín

Casi nunca una afrenta tiene relación directa con su desencadenante. Si te dicen: «tú no comes sardinas porque eres una pija», podrías contestar: «yo no como sardinas con la mano porque detesto el olor de las escamas fritas y el tacto húmedo de las tripas». Si continúan «claro, tú prefieres que en lugar de sardinas te sirvan unos Nina Ricci». La respuesta correcta sería: «en…