Pilar Gil, redactora de la revista QUO, habla con Virginia Galvín en #ProyectoMujer

Os presento a mi invitada hoy en #ProyectoMujer: Pilar Gil (Cáceres, 1967). Licenciada en filología alemana. Redactora en la revista QUO.

Se define a sí misma como “polígama de intereses”, y un vistazo rápido a su currículum la delata sin duda como tal. Estudió filología alemana y con poco más de 20 años se fue al país de Goethe –“sin trabajo ni nada a la vista”- para regresar en 1995 y  sumergirse a pulmón en el entonces desconocido para ella mundo de la prensa. Pilar Gil es redactora en la revista QUO, desde donde nos descubre curiosidades sobre la ciencia y el medio ambiente, pero además dirige talleres de storytelling  y una compañía de teatro universitario. En sus ratos libres -jura que los tiene- traduce publicaciones del inglés y el alemán o se apunta, como días antes de nuestra entrevista, a un curso de interpretación dirigido por el dramaturgo José Sanchís Sinisterra.

Mirándola una tiene claro que está delante de alguien que cayó en el caldero de la poción mágica de un druida motivado y allí se ha quedado a vivir, chapoteando. De voz enérgica, gestos elocuentes y carcajadas poderosas, deja clara enseguida su vis natural de  comunicadora. Y que su arrebato vital es altamente contagioso.

¿Algo más que añadir a esta presentación?

Soy curiosa, reflexiva, emocional, alegre, pero nostálgica.  Me gusta pensar, desmenuzar lo que veo, narrármelo en la cabeza. Tengo facilidad para detectar a los demás. Ah, y también soy de respiración larga; mis procesos suelen durar bastante.

Ser mujer para ti ¿es…?

Lo que conozco.  No puedo establecer ninguna comparación con otras opciones de género. A mí la mía me gusta. Y considero un privilegio vivir en este lugar del mundo y en esta época para disfrutarla. A pesar de que cultural y socialmente nos quedan escollos hasta llegar a la plenitud, me gusta buscar caminos para allanarlas.

¿Qué nos está pasando ahora mismo en el mundo a las mujeres?

Una serie de cambios resultado del estallido de una masa crítica suficiente a favor de la igualdad. Pero claro, hablo de las mujeres del mundo desarrollado, que en el fondo no es más que un «estado de excepción». Porque hay muchos millones de mujeres en el tercer mundo que no están viviendo lo mismo que nosotras, aunque es cierto que cada vez más surgen iniciativas de empoderamiento para ellas.

¿Qué tópicos sobre la mujer deberían ser abolidos ya?

La sumisión interpretada como bondad. El conformismo traducido como candor.

¿Alguna vez has sentido que te discriminaban profesionalmente por ser mujer?

Sí. Recuerdo a un jefe que me sentó en su despacho y me pidió que fuera “la jefa en la sombra”. Es decir, que hiciera su trabajo pero sin que se notara. Yo entonces no reaccioné, cosa de la que me arrepiento. Creo que el machismo no estaba solamente en él; también estaba en mí. Además he tenido que escuchar frases del tipo “qué carácter tiene”, o bromas irónicas a costa de que hablo tres idiomas.

Descríbeme la foto fija de tu momento actual.

Bueno. Con bastantes experiencias vividas, suficiente capacidad de reacción a las circunstancias como para vivir tranquila, una red emocional rica y muchas ganas de vivir más, probar más, aprender más.

¿A qué crees que ya no llegas a tiempo?

Pilar Gil responde a las preguntas de Virginia Galvín en #ProyectoMujer

A tener una familia de pareja e hijos (míos, claro). Me habría gustado, creo. Y a ser bailarina.

¿Cómo te ves dentro de cinco años? ¿y de diez?

No suelo pensar a largo plazo. Tengo una especie de miopía temporal. Idealmente, ganadora de una inmensa lotería y entregada a proyectos humanos y muy hermosos de los que no dan dinero. Más en serio, desarrollando más actividades que me interesan, como el teatro o la escritura. Y espero que con salud favorable para seguir aprendiendo y disfrutando.

Dibújame, para terminar, cómo es o sería tu trabajo ideal.

Probablemente se desarrollaría en el ámbito internacional, relacionado con personas, con repercusión social y si además requiere de expresión artística, mejor que mejor.