Mi querida Big Bang. Soy un agujero negro. Desconozco si Stephen Hawking me admitiría como tal, pero lo que diga un tubarral ambulante en silla de ruedas me la refanfinfla. Más si se ayuda de una ecuación. Desconfío de los hombres que se explican con ecuaciones. Más aún si van en silla de ruedas. Soy un agujero negro, una masa resultado de una gran explosión…