El mapa de su hambre en mi cabeza

Libros, Mujer Virginia Galvín

Las personas más solas que conozco están casi siempre rodeadas de gente. “Desde entonces no me duele la soledad -escribió Jorge Luis Borges en “El Aleph”, ahora en mis manos- porque sé vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías…

LAS GRANDES VENTAJAS DE HACERSE MAYOR

Liderazgo, Mujer, Ocio Virginia Galvín

En la madrugada, corro a ver si mis hijas han llegado de sus respectivas farras nocturnas. La temperatura tibia y el olor dulzón de sus respiraciones me dan la pista y entonces, no puedo evitarlo, me asalta la cantinela del “el rey que tenía tres hijas, las metió en tres botijas y las tapó con pez, ¿quieres que te lo cuente otra vez?” La mente…

LOS IMPARES Y EL FRÍO (ELEGÍA A LA SOLEDAD)

Familia, Libros, Mujer Virginia Galvín

«Una mujer, por decirlo así, salida de la nada no tiene por qué ser siempre una catástrofe (…)». Thomas Bernhard. «Hormigón. Extinción». (Alfaguara) Amontono palabras  sobre la Soledad, esa dama furiosa y exigente cobradora del frac que va en pelotas. Hablo con seres impares, como yo, que a ratos coquetean con la fantasía dual de todo el mundo y se aburren cual muertos con los…

LA LECCIÓN QUE ME DA MI HIJA ADOLESCENTE

Familia, Liderazgo, Mujer Virginia Galvín

“En el planeta digital necesitamos personas con una rápida capacidad de aprendizaje y que aún sean más rápidas olvidando lo aprendido si esto se convierte en un inhibidor para aceptar lo nuevo”. Lo dice en Retina el consejero delegado de Volkswagen, Francisco Pérez Botello y aplaudo la frase incluso eliminando el adjetivo “digital”. Con el tiempo he ido desarrollando una cierta animadversión (que empezó siendo…

AUN ASÍ, EL HOGAR ERA SIEMPRE ELLA

Libros, Mujer, Ocio Virginia Galvín

“El mundo está erizado de peligros”, decía Lucia Berlin y me lo cuenta su hijo Mark, autor de uno de esos prólogos que son en sí pura literatura donde el hijo no intenta reescribir la figura de la madre y darle un toque épico, dulzón o justificatorio sino que se nota que la tiene asumida. («Ojalá mis hijas me asuman algún día», se me escapa…

AQUEL VIAJE A SENEGAL CON MERCEDES MILÁ

Mujer, Ocio, series, Sostenibilidad, Viajes Virginia Galvín

De noche escucho en la cama la BBC. Es una de mis solitarias costumbres cotidianas a la que me enganché el pasado verano a mi paso por la cosy Cork como alumna de inglés (hoy categoría advanced, según jura mi teacher. Esa tierra media tan amplia que precisa de una tuneladora para ser atravesada de punta a punta). La BBC me fascina porque cuenta historias…

ESCRIBO COMO ARRANCÁNDOME PADRASTROS

Libros, Mujer Virginia Galvín

Últimamente braceo a manotazos, los pies enredados en un bancal de algas, falta de oxígeno. Soy una trucha arcoiris, asesina,  sobre  piedras de aquel río helado, boca ansiosa. Después, saco mi yo más práctico, radical y efectivo. A saber: Planeo chimeneas encendidas y las prendo, somnoliento crepitar de llamas que recogeré mañana con una pala de hierro envejecido. Hay viento en mis oídos y a…

LA UTILIDAD DE LO INÚTIL

Libros, Mujer, Ocio Virginia Galvín

Sostiene solemne mi mentora que “cuando el amor se va, lo que tiene que llegar es dinero” y nos partimos ambas de risa con la sentencia, más propia de una deriva de café a deshoras que de un plan de negocio vital. Desprovista de cualquier ápice de romanticismo convencional, la realidad se rinde a la evidencia y entonces empiezas a entender que se puede amar…

LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA ERES TÚ BEBIENDO UN COLA-CAO

Familia, Mujer, Otras noticias Virginia Galvín

A veces lo doméstico te para los pies y te los llena de barro, puñetero y molesto. Me aburre mortalmente comprar un lavavajillas. Hacer listas de la compra. Descolgar la ropa del tendedero y doblarla en tres montañas, asumiendo que confundiré la ropa de mis hijas. Misma talla, distintas hechuras. Las camisetas enormes para mi más pequeña, la Artista antes llamada Minichuki. Los jerseys de…