El mapa de su hambre en mi cabeza

Libros, Mujer Virginia Galvín

Las personas más solas que conozco están casi siempre rodeadas de gente. “Desde entonces no me duele la soledad -escribió Jorge Luis Borges en “El Aleph”, ahora en mis manos- porque sé vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías…

EL IMPULSO CIEGO DE EMPEZAR DE CERO

arte, Libros Virginia Galvín

Y un día, como si tal cosa, llegas imbuida de oxígeno bajo la lluvia, te sacudes el agua y el barro de las botas y un impulso desconectado de todo pensamiento o propósito te lleva derecha a Stefan Zweig. (¿cuánto tiempo ha pasado desde nuestra última cita, casi infidelidad. Diría yo). “Así, el día de mi cincuenta cumpleaños en el fondo de mi corazón sólo…

PUESTAS AL FUEGO TODAS LAS MUJERES SON PELIRROJAS

Libros, Ocio Virginia Galvín

“Puestas al fuego, todas las mujeres son pelirrojas” De acuerdo, André Bretón, recojo tu surreal cadáver exquisito y vomito en arcadas incendiadas: Puestos al charco de la incertidumbre, todos los hombres son pájaros con las alas mojadas, tiritando con dientes como sierras bajo el pico sin filo, devastado… …y las castañas se parecen al amor si están sobre las brasas y crepitan en Fa mayor…

A RATOS MI CORAZÓN DE CRISTAL

Libros, Ocio, Otras noticias Virginia Galvín

“Cuando te sientas refrescado, relajado y desapegado, saca tu historia del cajón y léela” Mi gurú literaria de mesilla -junto con R.L Stevenson y Montaigne– es Dorothea Brande y en tiempos de desconsuelo vuelvo a ella, a su cálido regazo de palabras que envuelven consejos sencillos de tortuosa ejecución. Sencilla es desde luego mi historia de domingos, ya sabéis. De muy mañana me pongo las…

LOS IMPARES Y EL FRÍO (ELEGÍA A LA SOLEDAD)

Familia, Libros, Mujer Virginia Galvín

«Una mujer, por decirlo así, salida de la nada no tiene por qué ser siempre una catástrofe (…)». Thomas Bernhard. «Hormigón. Extinción». (Alfaguara) Amontono palabras  sobre la Soledad, esa dama furiosa y exigente cobradora del frac que va en pelotas. Hablo con seres impares, como yo, que a ratos coquetean con la fantasía dual de todo el mundo y se aburren cual muertos con los…

CHUPARSE LA SAL DEL BORDE DE LOS LABIOS

Familia, Libros, Ocio, Otras noticias, Viajes Virginia Galvín

De pronto me miro los dedos y me han crecido las uñas sin permiso. A su libre albedrío y por efecto acelerado del olvido. Corro a buscar las tijeras y piso arenilla de playa bajo mis pies. Me desagrada su tacto tanto como las lunas blancas que coronan apenas dos milímetros mis manos. Manías de diván que no tengo tiempo ni ganas de explorar. Puede…

AUN ASÍ, EL HOGAR ERA SIEMPRE ELLA

Libros, Mujer, Ocio Virginia Galvín

“El mundo está erizado de peligros”, decía Lucia Berlin y me lo cuenta su hijo Mark, autor de uno de esos prólogos que son en sí pura literatura donde el hijo no intenta reescribir la figura de la madre y darle un toque épico, dulzón o justificatorio sino que se nota que la tiene asumida. («Ojalá mis hijas me asuman algún día», se me escapa…

MEJOR SER FAN DE EPICTETO QUE DE EUROVISIÓN

Libros, Ocio, Otras noticias Virginia Galvín

  Leo a Epicteto en estricta soledad, rota sola por la presencia de mi Bronte, que mira distraídamente la Alcarria y sus revoloteos de insectos. El libro –“Manual de vida, Pasajes escogidos” (Ed.arielQuintaesencia) me lo regaló J.E, ese amigo que en su día me recomendó -sin duda preocupado por mis veleidades literarias tan siglo XXI- retroceder dos siglos en mis lecturas (a lo que yo…

CÓMO TORTURAR A GOOGLE MAPS Y DISFRUTARLO

cine, Familia, Libros, Ocio Virginia Galvín

He soñado que volvía a Google Maps (Manderley queda mucho más lejos). «Sí, me verás aparecer en lo oscuro, siempre con la misma pregunta. Porque solo cuando la respondas sentirás bien, solo cuando reveles lo que hasta ahora escondes en lo más hondo de ti, diablito». Amanecí hoy con lamentones de Bronte por cara y pelo, eso que juré que nunca pasaría.  De ahí al…

ESCRIBO COMO ARRANCÁNDOME PADRASTROS

Libros, Mujer Virginia Galvín

Últimamente braceo a manotazos, los pies enredados en un bancal de algas, falta de oxígeno. Soy una trucha arcoiris, asesina,  sobre  piedras de aquel río helado, boca ansiosa. Después, saco mi yo más práctico, radical y efectivo. A saber: Planeo chimeneas encendidas y las prendo, somnoliento crepitar de llamas que recogeré mañana con una pala de hierro envejecido. Hay viento en mis oídos y a…