UN FRIKI EN UN GARAJE

Otras noticias Virginia Galvín

Últimamente me he propuesto hacerme rica con una aplicación para gente de letras y advenedizos intuitivos, caóticos y desmemoriados. Se trata de una hoja excel de la emoción. Del sentimiento. Del impulso, la pasión, la euforia, la decepción o la duda. De todo lo que no se explica en una ecuación. Pero suma, resta, multiplica y divide eso que llamamos bienestar cuando preferimos evitar el…

LOS MEJORES DIÁLOGOS DE AMOR NO SON DE AMOR

Otras noticias Virginia Galvín

-El último te quiero lo dije yo y no obtuve respuesta. -Ah, ¿pero era una pregunta? A veces uno, en su duermevela cotidiano, imagina un diálogo completo y no para hasta atribuírselo a un personaje. Una vez que lo vomita, retoma el sueño. O no. Creo recordar que hace tiempo hablé con R. de esas preguntas presuntamente inocentes que uno hace para poner a prueba…

SEXO, DROGAS Y WALL STREET

Otras noticias Virginia Galvín

En lo más dramático de «El Lobo de Wall Street«, anoche, la sala estalló en carcajadas. Leo di Caprio, con un colocón descomunal, trata de bajar una escalera arrastrándose como un gusano hacia su Ferrari mientras farfulla algo ininteligible después de haberse metido unas cuantas pastillas de droga galáctica al cuerpo. Pensé que tal vez era risa nerviosa, esa que se te escapa en el…

UN MARIDO ES UN HOMBRE QUE TE DA BESOS SIN LENGUA

Otras noticias Virginia Galvín

«Cada vez que mi marido me da, pestañeo y es como si talaran un árbol. Como hachazos». (Ariana Harwicz. «Matate, amor«. Ed. Lengua de Trapo) Tengo hace meses este libro en mi pista de despegue. Me lo regaló J. en la última Feria del Libro, una tarde pegajosa de gin tonic y ávida de encuentros inesperados. Asumo que si sigo colapsando el tráfico aéreo de…

BANDA SONORA PARA EL DENTISTA

Otras noticias Virginia Galvín

Ayer, mientras la endodoncista trajinaba en las simas más oscuras y violentas de mi pieza 37, sonaba Somewhere over the rainbow. Una de las canciones de mi A-list. Una de esas que me pongo para levantar el ánimo propio y el de mis Chukis. A partir de ahora, Somewhere over the Rainbow equivale a torno, doble chute de anestesia y dolor. Quiero el libro de…

BILL VIOLA Y LOS ESNOBS

Otras noticias Virginia Galvín

Últimamente, si uno quiere parecer interesante, debe fingir que conoce muy bien a Bill Viola. El videoartista americano se ha apoderado de las conversaciones de muchos esnobs, aspirantes a intelectuales, o de intelectuales sin corsés que no cultivan el arte especialmente pero entienden que una imagen -más una videoimagen- es una erupción ardiente que suele dejar cenizas de lava enjundiosas con las que construir teorías…

¡ESTA ME LA SÉ, ESTA ME LA SÉ!

Otras noticias Virginia Galvín

Anoche ayudé a mi adolescente en un ejercicio de su asignatura de lengua que consistía en localizar en un periódico los diferentes géneros periodísticos: (artículo, crónica, columna, reportaje, noticia, editorial…) y confieso que disfruté hasta rozar el sadismo mutilando el periódico con las tijera del pescado, mientras ella me ponía pegas del tipo: «Pero es que la profesora dice que…», a lo que yo, justa…

TEORÍAS FELLATIONIANAS

Otras noticias Virginia Galvín

TEORÍAS FELLATIONIANAS «Los maricas no se orientan, salvo en la oscuridad» Trabajar justo al lado de U., marica entre otros muchos atributos que también lo definen -intelectogay o generoso serían dos no muy desencaminados- es asegurarse de que siempre llegarán balones a tu portería en forma de sentencias desternillantes o inspiraciones de sesudo corte  cultural. Con U. uno habla de sexo o del nuevo director…

COMO AGUA SIN RECIPIENTE

Otras noticias Virginia Galvín

Recuerdo que en la adolescencia siempre tenía hambre. Un apetito voraz, desbocado, insaciable. De horas, de experiencias, de portazos y de enormes bocadillos que mi madre nos preparaba para la merienda. El cuerpo gritaba combustible para liberarse del espeso corsé de la infancia, imagino. De mayor siempre tengo algo de sueño. No es que me caiga por las esquinas. Es que hay un fondo de…

CUARENTENA PORNO DE CUARENTONA PELMA

Otras noticias Virginia Galvín

La madre Pocahontas ha subido al autobús con su resignado niño de la mano, embutido en su verdugo azul marino, se ha hecho fuerte en el asiento de la tercera edad y los tullidos (creo que ella es tullida intelectual, de ahí que elija el sitio con tanta determinación) y ha mirado a su alrededor hasta localizar a una semejante con la que pegar la…