UNA CITA A CIEGAS, UN PLANTÓN

Otras noticias Virginia Galvín

Imagino que hay pocas cosas peores que una cita a ciegas que no se presenta a la cita. Ayer mi amiga A y yo, heterosexuales hasta la fecha, arreglamos un encuentro entre dos gays. «Contra natura«, nos advirtió nuestro querido J., también gay hasta la fecha. Mi gay era un perfecto ejemplar de hombre tierno y divertido. Sensible, bondadoso y con talento para los idiomas….

VENECIA SIN TI

Otras noticias Virginia Galvín

De cuando en cuando, Venecia se hunde. Es una noticia recurrente y me la encuentro esta mañana. Que Venecia se hunda supone que se hunde nuestro ADN romántico más tópico. La épica del viaje. Los canales como posibilidad de una aventura remada entre palacios que se traga la bruma. Si se hunde Venecia mueren Thomas Mann y tanto cine evocador y de aventuras. Venecia no…

¿POR QUÉ SER FELIZ SI PUEDES SER NORMAL?

Otras noticias Virginia Galvín

«¿Por qué ser feliz cuando se puede ser normal?» es el título de un libro de Jeanette Winterson que  cita Ángel Gabilondo  en su libro El salto del ángel (Aguilar). Y sigue: «Esta palabra (normal) no sólo ha de ser descrita, merece prácticamente ser desenmascarada». Leí «La Pasión», de esta escritora «británica y postmoderna» (según la Wikipedia, vaya usted a saber), y me decepcionó profundamente…

YA ESTÁ, ME HAGO SUECA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi amiga A. es guionista del nuevo anuncio de Campofrío dirigido por  Icíar Bollain que, bajo el claim «Hazte extranjero», incendió ayer las redes sociales: «A ver esta vez por dónde nos atizan», me dijo, lacónica, tras confesarle yo que a mí me había encantado pero que en el grupo hubo quien discrepó por encontrarlo moralista y enfatizar valores casposos de los españoles. Algo mucho…

DOS MUJERES, UN MARROQUÍ Y UNA RUEDA REVENTADA.

Otras noticias Virginia Galvín

La rueda de mi coche, ayer Ayer la rueda de mi coche reventó en plena A-6. Hoy pienso que el destino me está mandando un mensaje reiterado: deshazte de tu coche y contrata right now los servicios de un chófer cariñoso. Se lo he comentado a las Chukis y están de acuerdo. Ayer, digo, abandoné una comida de Navidad sin probar el gin tonic ni…

EL BOTÓN DEL PÁNICO

Otras noticias Virginia Galvín

Ayer fui a ver Le Week End y salí del cine convencida de que el matrimonio es un simulador de compañía dotado de un sistema anestésico que permite tolerarse sin meter demasiado el dedo en ojo ajeno. Y de una tecla, el botón del pánico, para recuperar instantes de felicidad, recuerdos empaquetados, ese día en el que miras al otro como a un extraño que…

AMOR O SUCEDÁNEO

Otras noticias Virginia Galvín

«Siento nostalgia de la pareja que no hay, y eso me hace sentir exhausta. No la voy a buscar porque estoy cansada de errar y aterrorizada de lo nuevo por conocer. Así que tendré que encontrarle un sustituto a ese sentimiento que no sea más trabajo«. Recibí anoche el mail y me pareció tan universal que podía llevar no menos de seis nombres de amigas…

DEMASIADO TARDE, DEMASIADO PRONTO

Otras noticias Virginia Galvín

Confieso que llegué tarde a Camarón. Como a casi todo. Recuerdo el día que escuché por primera vez «La leyenda del tiempo». El tiempo va sobre el sueño hundido hasta los cabellos /Ayer y mañana comen/ Oscuras flores de duelo. Aquel poema de Lorca en la voz gimiente y arenosa del gitano de la isla me pareció que se había escrito para que él lo…

NO SOPORTO A SINATRA. YA LO HE DICHO

Otras noticias Virginia Galvín

¿Qué día de diciembre se empieza a desear Feliz Navidad? No tengo muy claro el protocolo de las fiestas. Para mí empiezan con la Lotería porque ese día nació mi adolescente y me dio la noche sin tregua y sin epidural: «¡Te ha tocado el Gordo, eh!», me decían las visitas mirando con espanto mi cara amoratada-. Yo solo quería llorar y estrangular a esas…

PRINCIPIO DE IRREALIDAD

Otras noticias Virginia Galvín

«Las mujeres y los independentistas siempre queréis más» La frase me hizo reír mucho, la verdad. Tiendo a apreciar los chistes machistas en lo que valen y las boutades inteligentes delante de un tartar de atún son como el wasabi. Un punto, mejora el plato. Si te pasas se te salen los ojos de las cuencas. Una es mujer y pedigüeña, imagino, y hoy sólo…