VIDAS YONKIS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Pienso pasarme todo el día metida en casa, con mis legañas, mi pijama desconjuntado de algodón orgánico y toneladas de café. Los días yonkis son los que ordenan nuestro caos, por acumulación de ponzoña. Pete Doherty lo sabía y compuso temazos mientras hacía graffitis salvajes en las paredes de su casa. A mí la vena hardchunga no me da tan tremenda. Me…

RESACÓN EN EL PUERTO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: La maruja ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Yo, que soy una falsa, finjo que el mocho no es lo mío y que apenas sé coser un dobladillo, pero cuando necesito una catarsis, como la postnavideña, sólo me salvan el trapo y Mr. Proper. Así, deslomada, consigo domar esta desazón del mazapán y el relleno del pavo (R.I.P), las…

VIOLETAS IMPERIALES

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; A Mr. Rubidio le parece bien que mi tono se haya ahuecado y adquirido ciertos tintes melodramáticos. «Nena, ya tienes edad para abandonar la fruslería y centrarte en lo esencial, el sentimiento trágico de la vida, el nihilismo, la consistente evidencia de la muerte». Ciertamente. Si por él fuera diría bye bye a mis sesudas lecturas de Vogue y Architectural Digest de…

RELATIVIDAD

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; La teoría de la relatividad no la inventó Einstein, sino el  el instinto de supervivencia. El otro día mis chukis tuvieron un accidente con el coche. Cuando corrí a mirar, bajo la lluvia, la puerta delantera estaba completamente abollada y los cristales rotos. Chuki mayor se había librado por los pelos y por el airbag. La otra dormía en el asiento de atrás…