ESAS CUÑADAS…

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Boig-Bang; A partir de los cuarenta una querría que la quisieran por su cuerpo. Lo de la inteligencia, el gracejo,la vida interior y la realización personal está muy bien, sí, pero ya han tenido sus momentos de gloria reivindicativa. Ahora lo aspiracional es estar muy buena y que te idolatren. No me he dado un golpe en la cabeza,es que últimamente he dado…

SIEMPRE NOS QUEDARÁ PARÍS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; A Rubidio le parece fatal que mientras Irlanda quema sus naves, o sea, sus bancos, yo ande por París quemando las suelas de mis zapatos. El hombre es partidario de la sobriedad como gesto puramente estético, pero no sabe que la grandeur consiste en encender todas las luces navideñas sin recato en noviembre y hacer que la Torre Eiffel dispare chispazos que…

SIN PATRIA NO HAY PARAÍSO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; Por más que lo intento,no consigo enardecerme con mi patria.  Mira que lo he intentado, siguiendo tus instrucciones.  Pero lo de poner el himno nacional a tope tres veces al día no da más resultado que la contraonfesiva de mi adolescente con Miley Cyrus. Si además mi periódico más afín le da seis páginas de entrevista a Zapatero, mi urticaria se dispara…

EN TU LIENZO ME COLÉ

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; El otro día me colé en el museo del Prado. Como esas chungas que se acercan a la taquilla como el que no quiere la cosa y cuando tú te despistas pegan un quiebro y ya están dentro. Sí, fui una cutre y en mi pecado llevo mi penitencia, pero la mediocridad circundante me pedía un chute de arte carnívoro, y la…

CLÍMAX Y VOTOS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; Desde que los políticos han descubierto el orgasmo como gancho de campaña, el placer anda devaluado. Ayer me desperté con unos sobresaltantes jadeos -femeninos, claro- y hoy con otros en La menor. Y ningunos eran míos, así que algo de envidia tiñosa debo reconocer. A estas alturas de la vida he aprendido a no emponzoñarme por el orgasmo ajeno, pero que vaya…

BULLYING

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Las «populares» del cole de mis chukis esperan en la puerta a las «freakis» y las insultan a gritos. Luego, aún insatisfechas, las llaman por teléfono con voz amenazante y les susurran los mismos insultos, con una crueldad impropia de los 14 años.  El poder se gesta en los patios, entre balones a portería y mochilas tiradas por el suelo. La víctima…

LA LIGA DE LA CARNE PRIETA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; Me temo que ha llegado el momento. Cuando las mujeres al encontrarnos empezamos a decir eso de «qué estupenda estás, pareces mucho más joveeeennn. Y delgadísima!» en un acto de peloteo extraordinario y obsceno (porque por lo general somos unas perracas) es que nos estamos haciendo mayores. La lucha contra el tiempo se libra en un espejo donde siempre hay otra mujer…

TIPOS DE HOMBRE

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; El mundo de la cultura es gafapastero. Y hasta ahí no descubro nada. Hace unos días M y yo asistimos a la entrega de un premio literario en un bar de moda que, como somos tan noctámbulas y modernícolas, no habíamos pisado con nuestros tacones en la vida. Nada más llegar, echamos la visual consabida de cazadoras profesionales a los hombres y,…

TE QUIERO, NO TE QUIERO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang; Decir te quiero está muy sobrevalorado en real life. Y diría más, se ha convertido en metralla peligrosa. Dos palabras de disuasión masiva que te dejan en pelotas, a la intemperie, incapaz de defenderte. Los padres modernos solemos decírselo a diario a nuestros hijos, al estilo de las películas de Hollywood, porque a nosotros nadie nos lo dijo de pequeños y arrastramos…

ETERNO (Y SOSPECHOSO) FEMENINO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang, Hay adjetivos que los carga el diablo. Levantan suspicacias de inmediato. Por ejemplo, «femenino». Si a una directora de cine le achacan que su obra es muy «femenina», suele revolverse. Mola más que te llamen «la Scorsese de Fuenlabrada», un suponer. En el caso de las escritoras, las hay que montan un pollo de consideración al identificar el comentario con cierta condesdendencia…