SEDUCCIÓN O MENTIRA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Me escribe un escritor de culto para una cita a ciegas. Le digo, «no tan a ciegas, que te he leído y me sé todos tus trucos». Responde: «también yo a ti y prefiero adivinar en vivo cuánto mientes». Ya estamos con el poder seductor de la mentira. Le respondo: «Me temo que soy demasiado explícita, y al relato, como sabes bien,…

EMBOZADOS Y CAPIROTES

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: A mí los nazarenos de la Semana Santa me dan pánico. Esos capirotes que te miran con cara de «Hola, soy anónimo Mendoza: tú mataste a mi gato, prepárate a morir», son la esencia de lo inquietante. A un malo le pones una de esas capuchas y un cirio en la mano y se convierte en un súper hombre por la gracia…

ENTRE MUJERES

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Ella y yo apenas habíamos cruzado tres conversaciones, algunas de ascensor, siempre corriendo. Después, los destinos profesionales nos separaron, pero siempre hubo una llamada, un mensaje telefónico y, ayer, por fin, quedamos a comer. Llegó con sus taconazos, su look de ejecutiva y la melena perfecta. Bolso y gafas a juego. Impecable. «Pidamos un micuit y alcachofas de primero, ¿te parece?» Me…

ENFAJADAS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Hoy tengo una scoop y, como diría cierto jefazo de cierto periódico de derechas, «se te van a caer las bragas». O no, porque ahí te va el titular: vuelve la faja. Mi amiga I, que es una moderna clásica y sin prejuicios, me confesó hace ya tiempo su secreto mejor guardado: «yo me pongo fajas con los vestidos pegados, así no…

POR LOS PELOS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Lo primero que hice en mi viaje de novios fue entrar en una peluquería de pueblo y cortarme el pelo a lo garçon. Conseguir la clásica melena de virgen lista para el sacrificio en el altar me había costado meses. Yo llegaba a la peluquería de turno, cada vez una distinta, miraba fijamente a la peluquera de turno -unas más chonis que…

SINGERMORNINGS Y PASAREUNIONES

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Puede que te preguntes qué hace una chica como yo en un lunes como éste. Pues comerme las uñas. Eso, después de haberme zampado una de churros con café en el típico bar chungo donde sé de antemano que el líquido marrón está tan ácido que tendré que meterme una sobredosis de Almax en vena para contrarrestar sus efectos. Sí, me gusta…

DE CABRAS E HIPNOSIS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Ahora que mi George (Clooney, ¿quién si no?) tiene el poder de cepillarse a las cabras mirándolas fijamente a los ojos, yo ando ensayando cómo atravesar las paredes. Ayer mis amigas A y A-2 y yo salimos del cine convencidas de que si ellos podían, nosotras también. Un poco de LSD por aquí, unos tragos de alta concentración etílica por allá, y…

LETRAS SIN HUELLA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Me dice Mr Rubidio que deje de escribir, que el interés de lo que cuento es «entre poco y ninguno». O sea, que este rollo costumbrista que casco cada mañana, con una mano en las teclas y la otra en el café con legañas, es la prueba de que el hombre es una pasión inútil, y que lo mismo podría dedicarme al…

ARDAN EN EL INFIERNO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Por algún motivo que se me escapa, uno nunca sospecharía de una embarazada que entra a robar a unos grandes almacenes. La tripa concede un estatus de inocencia absurdo, porque bien mirado un cuerpo preñado tiene muchos más recovecos donde esconder la mercancía. Tampoco, hasta hace unos años, la figura de un cura con un niño de la mano levantaría suspicacias. Una…