MEJILLONES CON JENGIBRE

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Los álbumes de fotos son un peligroso material radioactivo que debería yacer en un cementerio nuclear de Castilla-la Mancha, encerrado en un barril, sellado con titanio y a muchos metros bajo el agua. Sólo así estarían a salvo de amigas capullas, a las que ofreces gin tonic con jengibre y te pagan de la siguiente manera: -Madre mía, esta foto es tre-men-da….

DIVINA FRIVOLITÉ

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Últimamente los hombres me huyen, no sin antes llamarme frívola. Quieren encontrar en mí a una intelectual de sólida formación, capaz de recitar a Homero y discutir vivamente sobre la mediocridad de la clase dominante mientras halago su vanidad con dos o tres comentarios hiperbólicos y un mohín sensual y definitivo . A cambio, se encuentran con una tipejilla alegre y pizpireta,…

LACA Y LYCRA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Cada vez que me dilatan las pupilas vivo una experiencia paranormal. Ayer, sala de espera del oftalmólogo, tres señoras desconocidas entre sí, gordas y ataviadas con mucha lycra, pegaron la hebra con un tema apasionante: los milagros de Fátima: -Se conoce que este médico es de los buenos. A mi suegra, la mujer, le quitó 18 dioptrías de las de entonces. Cuando…

DESPEDIDA DE SOLTERA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Tarde o temprano, a toda mujer le da por comprarse una mantelería. Eso me repito cinco veces al día cual muhecín desde la torre llamándome a la oración. Sí, me he comprado un mantel bordado a mano con sus servilletas a conjunto, como una maruja más. «Nena, ya tienes el ajuar que no tuviste en su día, y así te fue», me…

CALENDARIO ROJO

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Odio a las mujeres que hablan con detalles de su regla, sobre todo si se refieren a ella como «periodo» o «menstruación». El campo semántico de las hormonas debería ser erradicado enterito del diccionario, cual territorio arrasado por las fuerzas del mal. Vade retro furia desatada, desazón perpetua, hinchazón letal. Calendario rojo, venganza de la naturaleza perpetrada a mala uva por alguien…

ODIO A REBECCA MILLER

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: El último hombre de mi vida se llama Daniel Day-Lewis. Dirás; «ya estamos con otro intenso, otro de esos atormentados tuyos que te obligan a estudiar a Hegel a escondidas para no parecer rubia». Sí, es cierto. Pero la arquitectura de su cabeza en «Nine», el musical que protagoniza con unas tipejillas macizas y muy, muy secundarias (léanse Nicole Kidman, Penélope Cruz,…

AMOR PARA TONTOS

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Mi amiga Marta del Riego acaba de publicar su primera novela: «Sólo los tontos creen en el amor». Al principio la apoyé a muerte: «Vaya mierda de título, Martuki. Te lo van a comprar las marujas aburridas, las divorciadas renegadas y las adolescentes chungas categoría sin esperanzas. Eso, si se encuentran el libro a la entrada del Vips donde tengan previsto suicidarse…

ELOGIO DE LA ALCAYATA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Cuando no sé bien qué me falta, me da por comprar bombillas. «¿Qué tipo necesita, de rosca grande, pequeña, de vela, mate, bajo consumo…? , me pregunta mi ferretero con letanía de experto. «No estoy segura, póngame dos de cada». Con las bombillas pasa como con los zapatos: nunca se tienen suficientes. Pero llenar el cajón te da un subidón de precavida…

EL SÍNDROME BERLUSCONI

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: El plan era de los de don Vito Corleone: una oferta irrechazable. La premiere megamundial de la película del año, toneladas indecentes de glamour y destellos dorados, fiestón salvaje y coma etílico opcional. All included. La letra pequeña del contrato: «Irás sola con cuatro hombres». Bieeeeennnnnnn!!!!!!!. Adiós competencia, bye buy pretenders con plumas! Serán mis minutos de gloria y ya puedo estar…

EL FINAL DE LA ESCAPADA

Otras noticias Virginia Galvín

Mi querida Big-Bang: Llega a Segovia y vomita justo al pie del Acueducto. Piensa que lo que acabas de hacer es como bailar sobre la tumba de un muerto durante el sepelio, con la viuda en el cogote. Comprueba que no hay cámaras de TV grabando el momentazo. Límpiate y camina como si tal cosa, tiritando y con la boina bien calada. Observa a los…